Banner

Acampada en Gasteiz por el derecho a la vivienda

Vivienda

16/04/2015

¡Ayuntamiento de Gasteiz cuenta con 500 viviendas vacías! ¡Ensanche XXI y Ayuntamiento culpables!

 

Al igual que la lucha a favor del derecho a la vivienda no es una cuestión nueva, la represión ejercida en contra de las personas que luchan por una vivienda digna tampoco la es. Tanto en Euskal Herria como en Gasteiz, somos miles las personas a las que el derecho a obtener una vivienda digna se nos ha sido negada. Aparte de ser un problema evidente para la juventud, éste es un problema que alcanza a las amplias mayorías populares: pensionistas, paradas, estudiantes, emigrantes, mujeres, trabajadoras precarias... Somos miles las personas que lidiamos día a día con el rompecabezas que nos supone la vivienda. Cuántas veces habremos escuchado las siguientes frases: mis ingresos no me permiten alquilar un piso; el mes que viene no voy a poder hacerle frente al alquiler o a la hipoteca; tendré que escoger entre las necesidades básicas como la comida, ropa o la educación o pagar la vivienda...

 

Mientras, tanto políticos como constructoras, inmobiliarias como bancos, a sabiendas de esta situación, prevaleciendo sus ansias de riqueza, se han aprovechado de nuestra necesidades durante años, pisoteando nuestros derechos y empobreciendo a nuestra sociedad. Por si fuera poco, y siendo perfectamente conscientes de que hay una necesidad de garantizar el derecho a la vivienda, mantiene la salvaje política de construcción incrementando la especulación y dañando el medio ambiente. Por otro lado, aunque el número de viviendas vacías sigue en aumento, el número de las personas a las que se les ha garantizado el derecho a la viviendo no ha aumentado. Es más, vemos sin ningún atisbo de duda que son una minoría.

 

En los últimos años, el número de viviendas vacías sigue in crescendo y hoy en Euskal Herria, teniendo en cuenta las segundas viviendas, hay 250.000 viviendas que están vacías. De éstas, más de 8.000 se encuentran en nuestra ciudad. Si nos fijamos en la demanda de la vivienda, sería suficiente con darle un uso a estas viviendas vacías para erradicar el lastre de la problemática de la vivienda en Gasteiz. Sin embargo, ninguna institución apuesta por esta solución. Es más, siguen construyendo masivamente y continúan aplicando políticas basadas en la especulación.

 

Las políticas de tanto el Ayuntamiento como de la empresa Ensanche XXI son claro ejemplo de ello. Hoy en día, el Ayuntamiento cuenta con 500 viviendas, la gran mayoría están vacías, sin que se les dé ningún tipo de uso. La empresa Ensanche XXI, que está a las órdenes del Consistorio, tiene una deuda de 18,5 millones de euros y una vez más, pretenden disolver la empresa y cargarnos esta suma a las cuentas de las gasteiztarras, sin tomar ningún tipo de responsabilidad al respecto. Además, es totalmente vergonzoso, que una institución mantenga las viviendas que tiene vacías, sin darles un uso social: no solo porque sirve para ahondar en la especulación, sino que además juegan con los vienes de toda la población mientras que muchas de nosotras seguimos sin una vivienda digna. Por si esto fuera poco, el Ayuntamiento intenta criminalizar y acallar mediante la represión a todo aquel organismo o iniciativa que proponga alternativas y/o soluciones. Los casos de Arkillos y Errekaleor son claros ejemplos de estas medidas represivas: mientras creamos alternativas, continúan los ataques por parte del Ayuntamiento, defendiendo sus intereses especulativos mediante la política del miedo.

 

Si creéis que nos vamos a quedar “en casa” y con los brazos cruzados, ¡lo tenéis claro! Seguiremos trabajando para que todas las gasteiztarras tengamos el derecho a la vivienda garantizado y para ello el primer paso será impulsar la utilización de las viviendas vacías. Para denunciar la política de vivienda establecidas por el Ayuntamiento y la empresa Ensanche XXI y asimismo impulsar el uso de las viviendas vacías, realizaremos una acampada de 24 horas frente al ayuntamiento que comenzará a las 11:00 horas el día 17 de abril y finalizará a las 11:00 horas del 18 de abril. Así pues, animamos a todas aquellas personas que padezcan la problemática de la vivienda a uniros a nosotras en la acampada y reivindicar otro modelo de vivienda.

 

¡En Gasteiz no queremos ni gente sin casa, ni casas sin gente!

 

Errekaleor Bizirik, Gasteizko Gaztetxea, Elkartzen, Arkillos, Gazteon Etxebizitza Asanblada

 

21 DE MARZO, DÍA INTERNACIONAL CONTRA EL RACISMO Y LA XENOFOBIA. EL CAPITALISMO EXPLOTA Y PRECARIZA, Y EN CONSECUENCIA PROVOCA UNA DUALIZACIÓN DE LA SOCIEDAD. ¡LA IDEOLOGIA DEL CAPITALISMO ES XENOFOBIA!

Fechas significativas

21/03/2015

21 DE MARZO, DÍA INTERNACIONAL CONTRA EL RACISMO Y LA XENOFOBIA.

EL CAPITALISMO EXPLOTA Y PRECARIZA, Y EN CONSECUENCIA PROVOCA UNA

DUALIZACIÓN DE LA SOCIEDAD. ¡LA IDEOLOGIA DEL CAPITALISMO ES XENOFOBA!

El racismo y la xenofobia se asientan en la estructura ideológica política y económica de las sociedades, manifestándose mediante la explotación, opresión y dominación de las naciones y de los pueblos. A lo largo de la historia todas las políticas expansionistas han tenido y tienen la justificación ideológica de proclamarse superiores a los pueblos que explota, oprime y domina, diciendo que lo hace por su bien, para educarlos y civilizarlos.

Los europeos “descubrieron” al sur del “viejo mundo” un continente repleto de “negros”. En 1492, Colon, “con la ayuda de Dios” y del capital mercantil, “descubrió” un continente al occidente del “viejo mundo” con abundantes “indios”. No existían en América “indios”, como tampoco había en África “negros”, porque ningún grupo étnico se denominaba así. El interés de explotación de los colonizadores exigía su existencia, eran el producto necesario del proceso de colonización, ni ser humano ni animal, sino un término medio entre ambos. Posteriormente, este esquema se refuerza en el brutal lenguaje del nazismo, donde los “Untermenschen” (infrahumanos) que en su totalidad constituyen los “Randvölker” (pueblos marginales) que sirven a los “Herrenvölker” (pueblos dominantes) del primer mundo, como esclavos de trabajo.

Capitalismo es sobre todo polarización y concentración de riqueza. Por un lado seguridad y consumo para ese 10% de la población mundial que posee el 83% de la riqueza y por otro lado desempleo, precariedad, pensiones de miseria, problemas de acceso a la sanidad, educación e incluso a la alimentación básica, donde el “pauperismo” es un hecho contemporáneo y coetáneo. En la década de los años 1990 se afirmaba que de seguir la tendencia actual, la mitad de la humanidad estaría en situación de pobreza absoluta entre 2050 y 2075, pero este proceso se ha acelerado, ya que desde 2010, la mitad de la humanidad malvive con sólo 2% de la riqueza del planeta.

Hoy, 21 de marzo, en el día internacional contra el racismo y la xenofobia, “la frontera sur de la vieja Europa sigue siendo una inmensa tumba” como bien afirma SOS racismo. En este sentido coincidimos en el análisis con todas aquellas organizaciones que no dudan en señalar al racismo institucional como el ejemplo más grave de racismo y xenofobia que se produce actualmente en Europa, y cuya máxima expresión son las actuales políticas y leyes de extranjería. Estas políticas, sitúan por un lado, a los colectivos de personas migrantes y asiladas en el centro de sus estrategias de seguridad, en sus estrategias policiales y militares; por otro lado, incrementan el control social, la criminalización y la represión en las propias “democracias occidentales” y, para colmo; justifican y alientan la injerencia y la intervención en terceros países.

Conviene recordar que, las políticas de extranjería, lo que en realidad hacen es, establecer y regular a quién, y bajo qué condiciones, se reconocen los derechos de residencia, ciudadanía y nacionalidad, junto a todo aquello que se desprende de los mismos. Ello nos lleva a situaciones como que las personas que procedemos de fuera de los Estados de la Unión Europea seamos empujados, consecuencia de estas políticas, a la precariedad, vulnerabilidad y desamparo, en un pueblo como el vasco, al que se le niegan los instrumentos para garantizar nuestra incorporación plena en esta sociedad.

Desde Elkartzen reivindicamos el derecho a que seamos las personas que vivimos y trabajamos en Euskal Herria, sea cual sea nuestra procedencia, las que podamos tomar nuestras propias decisiones, sin injerencias ni imposiciones externas. El ejercicio de este derecho, se hace aún más necesario para este pueblo en una coyuntura de crisis económica como la actual, donde el capitalismo global y los gobiernos de los Estados, aprovechan la

existencia de personas con diferentes derechos para precarizar aún más las condiciones laborales y generar división, desconfianza y enfrentamiento entre la clase trabajadora vasca.

Entre 2008-2014, en plena crisis económica, a pesar de los niveles crecientes de pobreza, toda una batería normativa ha ido recortando los derechos sociales conquistados, endureciendo las condiciones para acceder a ellos al conjunto de la población, pero especialmente a las personas migradas. Esto lo observamos en la negativa al acceso a la sanidad, en las identificaciones racistas, en la discriminación laboral, en el aumento del tiempo de empadronamiento, en la reducción a dos unidades convivenciales por vivienda que pueden recibir prestación, o en la creación de “La Alta Inspección” sobre los servicios sociales, con el marketing de “culpabilizar a la persona perceptora”, lanzando el mensaje de un sistema insostenible por “el gran número de personas preceptoras defraudadoras”. Estas y otras medidas, por no hablar de las actitudes racistas y xenófobas de instituciones y cargos públicos, como la de algunos alcaldes, hacen que seamos las personas migrantes las que con mayor crudeza suframos los efectos de la explotación y el proceso de precarización propios del sistema capitalista. Siendo nosotras, las mujeres migrantes, hoy tan criminalizadas, las mayores explotadas por este sistema que nos utiliza como esclavas sexuales o esclavas de los cuidados.

En este sentido desde Elkartzen creemos que el reparto del trabajo productivo y reproductivo y el establecimiento de un umbral de pobreza (37,5% del PIB per capita) y de un salario social igual o superior a esa cantidad, es esencial para impulsar y asegurar la participación social activa de las personas migrantes y asiladas. El establecimiento del umbral de pobreza es vital para nosotras porque es un instrumento eficaz para reducir las desigualdades sociales y laborales. Ayuda a garantizar unas condiciones de trabajo más dignas que las actuales para las personas migrantes y asiladas, así como para hacer frente a la explotación, a los recortes sociales y a los laborales. De igual manera reparte la riqueza generada por todos de una manera más equilibrada, así como que nos protege de la discriminación y criminalización social; pero lo más importante es que asegura un aumento de la autoestima y aporta una dignidad mínima a toda persona, independientemente de cuál sea nuestro origen.

El Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial se celebra el 21 de marzo, ese día, en 1960, la policía abrió fuego y mató a 69 personas en una manifestación contra la "ley de pases" del apartheid que se realizaba en Sharpeville, Sudáfrica. Al proclamar el día en 1966, la Asamblea General de la ONU instó a la comunidad internacional a redoblar sus esfuerzos para eliminar todas las formas de discriminación racial. 49 años después, en nuestro pueblo se fomenta el enfrentamiento racial entre personas y se nos anima a que busquemos en nuestro alrededor a las personas que cobran un subsidio de miseria para enfrentarnos con ellas por su color de piel o por su procedencia. Es hora de despertar, de concienciarse y de plantarle cara al sistema. Avanzar en la lucha ideológica y práctica en la superación del racismo y la xenofobia en nuestro propio pueblo, es la mejor forma de ayudar al resto de pueblos del mundo. Ante esta guerra soterrada que están librando contra la inmensa mayoría de la población llamamos a la movilización contra el racismo y la xenofobia para ir dando pasos en la transformación social.

¡EN EUSKAL HERRIA, NINGUNA PERSONA SIN DERECHOS!

¡LUCHA POR TUS DERECHOS SOCIALES! ¡HAZ FRENTE A LA PRECARIEDAD! ¡TRANSFORMA LA SOCIEDAD!

ELKARTZEN, en Euskal Herria a 21 de Marzo de 2015

 

Viva el día internacional de la mujer trabajadora

Fechas significativas

08/03/2015

¡VIVA EL DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER TRABAJADORA!
¡LA IDEOLOGIA DEL CAPITALISMO ES PATRIARCAL!

El patriarcado se asienta en la estructura ideológica política y económica de las sociedades, manifestándose mediante la explotación, opresión y dominación de la mujer. Así, la división sexual del trabajo es irrenunciable e utilizada por el capitalismo para su supervivencia.

La ideología patriarcal se impone en todas las esferas de nuestras vidas, de tal forma que hombres y mujeres, no sufrimos de igual forma las consecuencias de la precarización. Si en 1996 por cada hombre en situación de pobreza había 3 mujeres, hoy en 2015, ¡por cada hombre en situación de pobreza hay 5 mujeres!

El capitalismo está produciendo un proceso de empobrecimiento en amplios sectores de la población mundial y esta situación no es neutral en materia de género, en total, hay 12 millones de mujeres que viven en la pobreza más que hombres en la Unión Europea.

En Euskal Herria la precariedad se instala en el ámbito laboral, con más de 234.000 personas en paro, pero además las mujeres estamos siendo discriminadas en el mundo laboral como lo demuestra una mayor tasa de desempleo (16’2%), una mayor tasa de temporalidad (24’2%), un salario un 30% más bajo, o que más del 80% de las jornadas parciales las realicemos mujeres. En este contexto de empobrecimiento creciente, tener empleo ya no es una salvaguarda de protección ante las situaciones de pobreza.

La existencia de mujeres trabajadoras pobres rompe con la idea de que la integración en el mercado laboral es la condición básica para evitar la pobreza, la exclusión social, la privación material o la desigualdad entre géneros.

Pero, la precariedad, discriminación y explotación va más allá de lo laboral y se extiende a todos los aspectos de las condiciones vitales de las mujeres como lo demuestra la gran diferencia en la distribución de rentas entre hombres y mujeres. Mientras los hombres obtienen una renta total promedio de 25.258€, las mujeres contamos con una de 14.534€; es decir, los hombres obtienen una renta personal de 10.724€ anuales más que las mujeres. Por otro lado señalar que según datos de Lanbide, a final de octubre de 2014 eran 65.479 las personas perceptoras de la Renta de Garantía de Ingresos.

Martzoak8

Seis de cada diez perceptoras de la RGI somos mujeres de edades comprendidas entre los 35 y 50 años, y casi un tercio son pensionistas que necesitan completar su pensión por ser muy baja, de las cuales muchas somos mujeres. Los diferentes análisis de la incidencia de las distintas formas de pobreza en función del género revela en todos los casos la peor situación comparada de los hogares encabezados por mujeres. La incidencia de la pobreza real resulta de hecho tres veces superior en hogares encabezados por una mujer, esto es 11,1 frente a 3,7%. Junto a esta realidad, la inmensa mayoría de los hombres, al margen de su edad, piensan que lo que hacemos las mujeres en casa no es trabajo, o que si es trabajo, es un trabajo que no tiene tanta importancia, que aunque canse, nunca es tan pesado como el trabajo asalariado.

Creen incluso que las mujeres que sufrimos la doble jornada de trabajo, dentro y fuera de casa, no estamos doblemente explotadas porque en casa no padecemos explotación alguna. En la medida en que el trabajo doméstico siga siendo un "trabajo que no existe", tampoco existirá la opresión. Pero el mantenimiento del trabajo doméstico no responde sólo a los intereses particulares de los hombres sino también a los del capitalismo porque el trabajo de las mujeres en casa supone un considerable ahorro en el capital variable y un aumento consiguiente de la masa de plusvalía, de ahí que la familia patriarcal actual se sustente en la invisibilización del trabajo doméstico realizado por la mujer, que es el grueso del trabajo socialmente necesario.

Por esta razón es más necesario que nunca visibilizar este trabajo, el trabajo reproductivo que recae sobre nuestras espaldas. El tema es tan trascendental que ningún modelo de cambio puede construirse sobre valores que regeneran lo que se quiere cambiar. La ausencia de reparto del tiempo de trabajo (productivo y reproductivo), la creciente privatización de los servicios sociales y públicos y la discriminación de género, hacen que seamos las mujeres las que con mayor crudeza suframos los efectos de la explotación y el proceso de precarización propios del sistema capitalista.

Los diferentes recortes sociales, en especial en protección social, educación y sanidad y la violencia machista, hacen que cada vez seamos más las mujeres que nos encontramos en una situación de desamparo, eventualidad inestabilidad y miedo, lo que nos empuja a aceptar la sumisión y la explotación. Esta situación está provocando una sociedad y una clase trabajadora cada vez más disgregada y sometida, donde se nos está restando tiempo para la participación social activa, en especial, a nosotras, vuestras compañeras de lucha, las mujeres que vivimos y trabajamos en Euskal Herria.

En este sentido creemos que el reparto del trabajo productivo y reproductivo y el establecimiento de un umbral de pobreza (37,5% del PIB per capita) y de un salario social igual o superior a esa cantidad, es esencial para ir dando pasos en la superación del sistema patriarcal.

Leer más: Viva el día internacional de la mujer trabajadora

 

Comparecencia Umbral de Pobreza Errekaleor

Ingresos Dignos

01/03/2015

PONGAMOS LÍMITE A LA POBREZA
EL CAPITALISMO EXPLOTA Y PRECARIZA, Y PROVOCA UNA DUALIZACIÓN SOCIAL.

El capitalismo está produciendo un proceso de empobrecimiento en amplios sectores de la población mundial.

Este proceso también tiene su reflejo en Euskal Herria a través de un amplio recorte de derechos sociales y laborales llevado a cabo a golpe de Ley.

El objetivo es aumentar la acumulación de beneficios, y esto solo es posible si cada vez se saca más beneficio de la mano de obra (pagando menos...), de las materias primas (explotando los recursos de otros pueblos...) y expoliando más ferozmente la naturaleza.

Nos hemos reunido hoy en este frontón de Errekaleor para escenificar que este sistema que padecemos condena a cada vez más sectores de este pueblo a la pobreza.

En la pelota mano, la chapa es la línea que divide los pelotazos que sirven para continuar el juego y los que no. Haciendo un paralelismo con nuestras vidas,la chapa representa la línea divisoria entre unos ingresos mínimos para tener una vida mínimamente digna y los que no lo son, es decir, el Umbral de Pobreza.

La realidad es terca y año tras año nos vemos obligados a repetir que la precariedad se instala en el ámbito laboral, con más de 234.000 personas en paro.

En este contexto de empobrecimiento creciente, tener empleo ya no es una salvaguarda de protección ante las situaciones de pobreza.

La existencia de personas trabajadoras pobres rompe con la idea de que la integración en el mercado laboral es la condición básica para evitar la pobreza,la exclusión social o la privación material.

Aunque los salarios son claves, la pobreza se materializa en los hogares porque las políticas públicas no cumplen el papel fundamental que deben de cumplir en la redistribución de la riqueza.

Pobreziaren Muga Errekaleorren agerraldia

Pero, la precariedad va más allá de lo laboral y se extiende a todos los aspectos de las condiciones vitales de los sectores populares, por lo que hablamos de precarización social ya que miles de personas sin trabajo remunerado –paradas, pensionistas, viudas, preceptoras de prestaciones... se ven condenadas a vivir con ingresos inferiores al umbral de la pobreza(37,5% PIB per cápita,).

Continuamente se realizan aumentos en los recibos del agua, el gas, el transporte (el recibo dela luz se ha incrementado más de un 60% desde el 2007), se duplica el número de personas perceptoras de ayudas sociales, aumentan los hogares que no pueden afrontar las facturas del hogar, más de un tercio de la población juvenil no puede emanciparse, los sueldos de los directivos suben mientras que las mujeres perciben un 27% menos de salario que los hombres. Más de 50000 personas han sido desahuciadas desde el inicio de la crisis, un 7,1% de la población reside en hogares que señalan haberse abastecido en los últimos doce meses deprendas de segunda mano por motivos económicos (3,7% en 2008).

Por esas mismas razones económicas, un 8,3% menciona haber pasado frío en ocasiones durante el último invierno(4,1% en 2004). Profesores de la UPNA y el director de Caritas Navarra señalaban, en noviembre de 2014, que el 14,8 por ciento de los navarros, aproximadamente 95.000 personas,se encuentran en riesgo de pobreza y 20.000, el 3,1 por ciento, vive en un escenario de pobreza severa. La ausencia de reparto del tiempo de trabajo (productivo y reproductivo) y la creciente privatización de los servicios sociales y públicos junto con los continuos recortes sociales están restando tiempo para la participación social activa y nos están haciendo personas pobres.

LA IMPORTANCIA DE LA DETERMINACIÓN DEL UMBRAL DE POBREZA.

En Elkartzen pensamos que toda persona tiene que tener garantizados unos ingresos mínimos dignos para poder hacer efectiva la participación social activa. Aún cuando pueda parecer una obviedad, el fenómeno de la pobreza, su comprensión y explicación, parten de una cuestión clave: la desigual distribución de la riqueza y de la renta, tanto en sentido “vertical” (rentas del trabajo y rentas del capital) como en sentido “horizontal” (distribución de recursos entre la población).Los informes oficiales nos hablan de pobreza relativa, precariedad, ausencia de bienestar, etc.,manipulando índices y números que enmascaran la verdadera realidad.

 

Leer más: Comparecencia Umbral de Pobreza Errekaleor

 

EN RESPUESTA AL CONSEJERO ABURTO

Vivienda

30/01/2015

aburto

Recientemente hemos podido leer en la prensa las lamentables declaraciones del Consejero Aburto sobre el derecho a la vivienda.

Nos dice que antes de reconocer nuevos derechos hay que prever de qué dinero se dispone para materializarlos.

Antepone el dinero a los derechos sin sonrojarse. Dinero está claro que hay, el problema es cómo y para que se utiliza. Le recordamos que el uso y disfrute de una vivienda digna es un derecho (art. 25 de La Declaración Universal de Derechos Sociales). Pero a pesar de ello  desde las Administraciones  hacen caso omiso  y no  toman las medidas que hay que tomar para garantizar tal derecho. ¿No hay dinero para garantizar un techo a miles de personas que lo necesitan y si hay dinero para construir el TAV de dudosa utilidad?

En cuanto a la vivienda vacía se muestra partidario de no penalizar la vivienda vacía, sino de dar incentivos para que los propietarios pongan esas viviendas en el mercado. ¿Pero se cree que somos tontas? Eso es lo que han hecho durante muchos años (Bizigune, Alokabide, ..) y no han conseguido garantizar el derecho a la vivienda. Lo único que han conseguido es trasvasar dinero público a manos privadas.

Dice el Consejero Aburto que hay que definir que es un piso desocupado, pues ya es hora, en sus manos está. Desde los colectivos sociales estamos hartos de exigir la definición de la vivienda vacía. Pero a la Administración está claro que no le interesa, sin una definición tienen la excusa perfecta para no hacer nada. Si tanto problema les da definir la vivienda vacía les instamos a que hagan suya  la definición de vivienda vacía que hace Elkartzen.  Sin más, otra vez se ha pensado que somos tontas.

El único modo de garantizar el derecho a la vivienda es creando un Parque Público de Alquiler Social priorizando el uso de la vivienda vacía existente,  desarrollar el alquiler publico frente a la compra, limitar el precio de los alquileres, definir la vivienda vacía y penalizar el incumplimiento de su función social, y por supuesto garantizar la participación social en la gestión de la vivienda pública.

La creación del Parque Publico de Vivienda en Alquiler Social es financiable, aunque nos quieran hacer ver lo contrario. Para ello toda promoción de vivienda pública debe ir destinada al alquiler social, hay que priorizar el uso de la vivienda vacía, empezando por las que pertenezcan a cualquier Institución Pública y empresas de carácter publico, de los bancos y cajas, constructoras, promotoras, iglesia, ejercito, ... viviendas intestadas. Además de la inclusión de esas viviendas en el Parque Publico de Alquiler Social, para su financiación la Administración publica debería destinar el presupuesto actual de vivienda, las entidades financieras y de previsión deben participar vía obra social,  se añadiría  canon especial a la vivienda vacía, incremento del IBI a las segundas viviendas, el 15% de los ingresos de las personas inquilinas en concepto de alquiler, ...  Si con todas estas fuentes no fuera suficiente, las Instituciones Públicas deben ser el garante de dotar el importe necesario como aportación de emergencia social para el cumplimiento de un derecho, una necesidad, como lo es el disfrute de una vivienda.

Fuentes para su financiación hay, lo que no hay es voluntad.


Están jugando con la sangre y el sudor del Pueblo Trabajador Vasco.

 

Página 1 de 3

TWITTER